Cual es el regimen fiscal de una empresa moral

Side effects of hair botox

Tal vez Ortega crea que con trampas políticas podría salir del paso y engañar a la comunidad internacional.

Saltar el contenido. Navegación de entradas Portada impresa It further assesses the influence of the levying of the tax in the struggles for municipal control, and also the extent to which the corruption and rigidity of the tax system influenced the means of coopting junior local cadres. El poder municipal se erigió en uno de los escasos espacios de poder accesibles para los principales filipinos dentro de un sistema marcado por privilegios anclados en categorías raciales y la predominante negación de los derechos de representación política 2.

Los gobernadorcillos fueron las autoridades encargadas de dirigir los pueblos de indios y los cabezas de barangays existentes en cada pueblo.

El barangay fue un conjunto de tributantes que podían vivir en distintos barrios de una localidad bajo la autoridad del cabeza de barangay. Éstos les cedieron las riendas del poder local y delegaron en ellas nuevas funciones 5.

Un sorteo realizado entre los cabezas de barangay de cada principalía designaba doce electores. El resultado, que permitía entrever el grado de consenso o enfrentamiento existente entre las élites locales, era comunicado al gobernador civil. Dentro de estas pugnas, las exacciones económicas impuestas por la metrópoli habían ocupado un lugar central desde el inicio de la colonización 7.

El tributo indígena fue implantado por Legazpi y permaneció vigente, con distintas modificaciones, hasta el final de la presencia española 8. No obstante, tras las reformas borbónicas y la quiebra del imperio continental americano adquirió un nuevo vigor ante la necesidad de incrementar los recursos de la Hacienda filipina 9.

Posee bienes de fortuna bastantes, ocupando en su consecuencia la posición social necesaria para dicho cargo.

Navigation

Es cabeza actual cuyo cometido ha desempeñado a satisfacción de este Gobierno demostrando mucha actividad y celo en la cobranza de los impuestos. Su conducta moral y política es intachable En su dictamen subrayó varios aspectos que permiten desentrañar algunos de los vectores relacionados con la fiscalidad que jalonaron el proceso de selección de las élites locales. Este requisito estuvo marcado por los criterios censitarios impuestos por la administración colonial a los cabezas de barangay y gobernadorcillos.

Ambos cargos subalternos fueron los encargados de llevar a cabo la recaudación del tributo indígena y de avalar estas cargas ante la administración con sus propios bienes.

A cambio de este servicio, cabezas y gobernadorcillos quedaron exentos de su pago y obtuvieron un porcentaje de la recaudación La posesión de bienes fue el aval necesario para desempeñar este cargo. En otras palabras, el sometimiento a las encorsetadas pautas de comportamiento marcadas por la moralidad impuesta por los religiosos y la aceptación del statu quo colonial Esta autoridad subrayó la incompatibilidad de su empleo de maestro con el de gobernadorcillo y su inexperiencia en cargos concejiles.

A estas dos tachas unió su presunto comportamiento irreverente en el plano moral y político El contraste frente a la docilidad de la que había hecho gala su contrincante resultó evidente. Hacienda podía conocer si un aspirante adeudaba alguna cantidad a sus arcas, pero a menudo ignoró si un candidato poseía las anheladas propiedades con las que hacer frente a posibles deudas.

Estos prolijos pormenores permitieron completar y profundizar en los perfiles económicos de ambos candidatos. Había que contar con el perfil moral que también aportaron los religiosos.

A esta lejanía achacó sus ausencias y su mala gestión municipal, multadas por las autoridades coloniales con una cantidad que en ese momento todavía estaba sufragando a un elevado interés. Un cabeza de barangay dirigió una exposición al gobernador general de Filipinas para evitar la designación de un candidato que había sido procesado por juego de monte un popular juego de cartas. Supuso la introducción del gravamen de las actividades económicas en la fiscalidad e intentó hacer frente a la caída de ingresos motivada por la supresión del monopolio del tabaco Los problemas generados por su recaudación pronto se hicieron visibles, derivados del sustancial incremento de las imposiciones, las ocultaciones y los errores existentes en los padrones.

En los informes confeccionados a partir de esta fecha se experimenta un crecimiento de la demonización de los cabezas de barangay que habían contraído deudas con la administración hacendística a la hora de recaudar la nueva figura tributaria. En una de estas provincias, la de Abra, su gobernador político-militar, Rafael de Lay, mostró sin ambages sus preferencias a la hora de seleccionar a las élites locales que debían colaborar a nivel capilar con la administración colonial.

Esta realidad explica la preferencia de las autoridades coloniales por los principales con un nivel de riqueza que superase incluso el nivel mínimo estipulado por la ley para acceder a este puesto.

Cual es el regimen fiscal de una empresa moral

La relajación a la hora de efectuar esta criba fue corregida desde Manila, inflexible en la relajación de la observancia de una disciplina recaudatoria que permitió a la Hacienda filipina presentar unas cuentas relativamente saneadas en la antesala del estallido de los movimientos revolucionarios finiseculares Una muestra significativa de estas disfunciones aparecen sublimadas en la exposición que un grupo de cabezas de barangay de la localidad de Balanga, cabecera de la provincia de Bataan, presentaron al gobernador general de Filipinas el 13 de octubre de En primer lugar trajo a colación su excesiva rigidez.

Estos mecanismos evasores fueron utilizados por los cabezas demandantes para deshacerse de la responsabilidad de las deudas y para poner de relieve la iniquidad del sistema de embargos:. Bajo su punto de vista, aquellos que gozaron de una cierta posición desahogada tuvieron que recurrir a vender los productos extraídos de sus explotaciones a un precio por debajo de sus potencialidades.

Joan Mari Irigoien Aranberri. Agujeros negros. Cómo una idea abandonada por Newton, odiada por Einstein y retomada por Hawking vuelve a enamorarnos. Marcia Bartusiak. Agujeros negros y tiempo curvo. El escandaloso legado de Einstein. Presentación de Stephen Hawking. Kip S. Ahaztuen mendekua. Alberto Ladron Arana.

Ahora es el momento. Tom Spanbauer.

77th east middlesex regiment of foot

Ahora imagino cosas. Ahora que cae la niebla. Oscar Vela. Ai Weiwei. Aimer Bruxelles.

La société à responsabilité limitée unipersonnelle : quels avantages et inconvénients ?

Aimer Charleroi. Aimer Lille. Aimer Lyon. Juliette Nothomb. Airearen isla. James Salter. Ajuste de cuentas. John Grisham. Akt-Shooting: Fotografieren mal ganz unverhüllt.

Charlie Dombrow. Aktionstabletts für Zwei- bis Vierjährige. Aktiv mitsegeln.

Paro nacional y moral política

Basiswissen für Einsteiger. Tim Davison. Inicia Sesión Regístrate Hazte Premium. Mostrar 20 40 60 80 Venecia, Cannes y Paris componen el falsamente glamouroso escenario de la vida de Florence McCarthy Harris, una muchacha americana que pasa su juventud viajando por Europa y viviendo de la caridad de los familiares de la mano de su madre, Bonnie, que, a causa de su divorcio, no podía soportar ya seguir viviendo en América.

Una novela sobre la naturaleza humana que, enmarcada en una enfermiza relación maternofilial, trata con gran delicadeza sobre la necesidad de un hogar y la fragilidad que supone el desarraigo. Aguas en disputa, editado por María Teresa Oré e Ismael Muñoz, nos dice mucho sobre las repercusiones del capitalismo extractivista y las formas de poder privado, tanto para quienes tienen acceso a la naturaleza como para quienes no.

También nos advierte sobre lo que le espera a la naturaleza una vez que estas formas de capital decidan irse a otro lado. Urgain permanece bajo las aguas: el pueblo que un día fue, con sus gentes y sus historias, ha sido engullido por un pantano, construido en nombre del progreso pero impulsado por la sed de dinero.